Vinos con alma y corazón, la receta de Els Alforins para enloquecer a Robert Parker

Por Jaime Nicolau en la web “5barricas”

Hay unas tierras mágicas, al suroeste de la provincia de Valencia, que tienen encandilada a la crítica especializada del mundo del vino. Unas tierras de tradición vinícola y de paisaje de viñas. Una tierra en la que los íberos ya elaboraban vino hace casi 3000 años. Unas tierras en las que no das un paso sin encontrar una bodega fonda excavada en las entrañas de las fincas. Unas fincas en las que han recuperado el brillo y la sonrisa de las variedades autóctonas. Unas variedades que marcan los brindis de monastrell, mandó, arcos, verdil, forcallá y otras. Unas tierras que algunos bautizaron como la toscana valenciana. Un valle fértil, salida natural hacia el mediterráneo desde las tierras de castilla. Una tierras bellísimas que poseen la mayor concentración de talento de la Denominación de Origen Valencia.

El pasado viernes Luis Gutiérrez, el hombre de Robert Parker en España, publicaba su último artículo sobre el mediterráneo y volvía a fijar sus miradas en un buen puñado de estas bodegas. Vamos a repasar aquellos vinos que han obtenido 92 puntos o más, o lo que es lo mismo el sobresaliente para Parker.

La primera bodega de la zona que nos encontramos con unas puntuaciones muy importantes en la lista alfabética que elabora Gutiérrez en The Wine Advocate es Celler del Roure, el proyecto que dirige Pablo Calatayud en Moixent. El blanco Cullerot alcanza los 92 en la añada 2021. 92 también para el excelente rosado Les Prunes, el incombustible Les Alcusses o el chispeante Les Danses. Pero ojo a la traca final: 94+ alcanza su tinto antic Safrà. Mientras que alcanzan los 95, espectaculares como siempre, los tintos Parotet y Maduresa, cada día más bello.

Seguiríamos con el sueño hecho realidad de Pilar, Ramón y Joan de nombre Fil.loxera en el que elaboran vinos de garaje con variedades autóctonas, algunas al borde de la extinción. Beberás de la Copa de tu Hermana, La Mujer Caballo Blau y Verd, obtienen 92 puntos. Un punto  por encima, con 93, encontramos El Cordero y las Vírgenes mientras que La Mujer Caballo Taronja, con 94, se lleva la mejor puntuación de la bodega.

La siguiente parada es La Font de la Figuera, con Javi Revert Viticultor. La revolución que supuso su primera aparición en esta lista se ha convertido en una excepcional regularidad. 93+ para Sensal 2020. El blanco Micalet se convierte en el mejor del mediterráneo en esta categoría de vinos, con 95 puntos para su añada 2020. Por su parte el tinto Simeta, elaborado con la autóctona arco, llega hasta los impresionantes 96 puntos, para ser el mejor tinto de Valencia.

Por su parte en el proyecto de La Comarcal, que comparte con su amigo y enólogo Víctor Marqués, destacan los 93 puntos para el blanco La Font y los 93 para el tinto Carmen.

Y llegamos hasta Fontanars dels Alforins para detenernos en la calma de Casa Los Frailes, una de las bodegas más antiguas de España en la elaboración de vino de manera ininterrumpida. Allí la familia Velázquez vuelve a recibir un espaldarazo a su filosofía de amor por el terruño en toda la extensión de la palabra. 92 puntos su Los Frailes Dolomitas, que proviene de una parcela con suelos dolomíticos. Llega hasta los 93 el tinto 1771, el emblema de la casa con la autóctona Monastrell. También 93 Don Joseph Moscatel, uno de los tesoros que reposaba en damajuanas en las entrañas de la bodega. Por último 93+ para Los Frailes Caliza, otro de los vinos procedentes del exhaustivo estudio de suelos llevado a cabo por la familia Velázquez.

Otra alegría es contemplar en esta prestigiosa lista a la vecina Los Pinos, el singular proyecto de José Antonio Ferri. Dos vinos alcanzan los 92 puntos: Dominio de Los Pinos 1909 y Garnacha Parcela La Sort. Muy buenas noticias para uno de los proyectos más bellos de este territorio.

Pero si este año la lista hace justicia con alguien es con Rafa Cambra. Hace del silencio virtud. Habla con las viñas y así es feliz. Siempre recuerda que estamos de paso y que nuestro papel es ejercer de pasantes con las generaciones futuras. Si hubiera nacido en El Priorat coparía portadas aun sin pretenderlo. Y este año puede presumir de unos resultados que lo sitúan como lo que es; una de las bodegas de referencia de la Comunitat Valenciana, sin duda. 93 puntos para dos vinos: Casalabor y la Forcallà d’Antonia, un espaldarazo a su apuesta por preservar variedades autóctonas casi extinguidas. Por encima de ellos el emblema de la casa: Rafael Cambra Uno con 94 puntos. Pero el techo de la bodega lo firma un vino que bien define al personaje, Casa Sosegada, que se va hasta los 95 puntos.

Pues aquí tienen el por qué. Porque Terres dels Alforins es la zona que concentra mayor talento por hectárea dentro de la extensa DOP Valencia. Porque un paisaje mágico, con historia, tradición y amor por la tierra ha conseguido que todos fijen en él su mirada a golpe de vinos con alma y corazón.

El pam de Déu

Heu de creure i pensar, i pensar i creure que fa molts i molts anys l’actual cim de Santa Anna i el penyal del Puig eren part d’una mateixa serra.

Seguir llegint

La terra de les fogueres

La terra de les fogueres

A l’inici de l’any, en ple hivern, un excel·lent motiu per visitar la Costera són les festes que al voltant del foc celebren diverses viles, com Canals, Cerdà, Montesa i l’Alcúdia de Crespins.

Seguir llegint

Una comarca modelada per l’aigua

La comarca de la Costera, té en l’aigua una protagonista geogràfica de primera magnitud, apareixent en fonts, brolladors, barrancs i sobretot en els cursos d’aigua, rius, que la travessen.

Seguir llegint

L’orde de Montesa a la Costera

Si ens acosteu a la Costera, un dels referents fonamentals des del punt de vista històric i monumental és la ciutat de Xàtiva, és clar. Però hi ha tal volta dins aquesta dilatada història, un element singular què, fent com de tàndem amb la ciutat el complementa: l’orde de Santa Maria de Montesa.

Seguir llegint

Arrels Iberes

Anys després, molts anys després, aquestes terres de la fèrtil Contestània, eren ben aprofitades
pels romans i pels musulmans que feren el paisatge barrejat de vinyes, olivars i fruiters, de camps de blats i civades, molt semblant al que hui, si pugem a la Bastida podem admirar.

Seguir llegint